lunes, 16 de abril de 2012

La verdadera libertad


Salam aleikum wa rahmatulah wa barakatuh,

Desde que soy musulmana me siento libre. Esto puede resultar un contrasentido para todas esas personas que piensan que ser musulmana significa sometimiento y algo parecido a la encarcelación. Pero para mi ha supuesto una liberación. Libertad en un sentido amplio e interno. Siempre he sido una ansiosa de la libertad, no se por qué. Tenía obsesión con el tema desde bien pequeña. Si no he probado las drogas nunca, ni he fumado, ni siquiera me gustaba beber café porque para mi suponía engancharme a algo y así perder mi libertad. Libertad para decidir en cada momento y no tener que depender de algo totalmente antinatural o sentirme atada a una dependencia que si me falta me hace sentir mal. Sin embargo entré en algunas ataduras sin darme cuenta, ataduras sociales, laborales y estéticas. Y eso por no hablar de los préstamos que es la última moda en esclavitud total. Cuando me convertí al Islam todas esas ataduras desaparecieron y me volví un alma libre de verdad como siempre había deseado. Lo único a lo que me siento atada y dependiente es a Dios y sé que nunca me va a faltar para sentirme mal por su ausencia, porque siempre está ahi para lo que necesite y cuando necesite.

La palabra "musulmán" significa textualmente "esclavo de Dios". No puedes tener dos amos, por lo que si soy esclava de Dios no puedo serlo de nadie más. Esto me libera de todo lo que forma parte de esta vida, de todas las pequeñas cárceles que se han encargado de fabricar sigilosamente para tenernos entretenidos, dominados, acotados y controlados. Ya soy libre de decidir qué quiero ser y cómo, sin importarme que piensan los demás. Prefiero ser esclava de Dios misericordioso que sólo nos manda en nuestro propio bien, que ser esclava del dinero, esclava de un jefe, esclava de la moda, el maquillaje y la dieta, esclava del que dirán, esclava de lo superficial, de lo material, de las compras sin sentido, esclava de las emociones, de las pasiones, de los vicios.... Ahora me he liberado de todo eso y me voy liberando poco a poco de más cosas materiales que nos han hecho creer que son necesarias y estoy haciendo mi vida más natural y más sencilla, simple. Y me está gustando mucho la sensación que me queda según me voy librando de más cosas, la sensación de libertad.

3 comentarios:

  1. Que cierto es lo que dices de la libertad. Nunca me he sentido más libre que cuando decidí ser musulmana y cada vez al igual que tú me voy liberando de esas ataduras a las que nos someten y que nos hacen creer que son imprescindibles para vivir.

    Y.

    ResponderEliminar
  2. Assalamu aleikum.
    ¡Que mensaje de libertad!
    Y es que es verdad, por fin podemos ser como queremos y dejar a un lado todas las cosas que nos ataban.
    Sé que es difícil de entender para quien no conoce el Islam porque el mensaje que se quiere hacer ver de nosotras es justo el contrario. Pero tú lo has explicado muy bien.

    ResponderEliminar
  3. Hola, amiga!!! Qué concepto más parecido tenemos de la libertad, yo tampoco he fumado ni bebido, más que nada por no perder el control de mis actos ni mi libertad. Del consumismo también en contra, no es más feliz quien más tiene sino quien menos necesita, es como si nos creasen necesidades para controlar y manipular a la gente a su antojo. Sigo buscando!
    Besososoos!!

    ResponderEliminar

Normas de moderación de comentarios (no os molestéis en escribir comentarios ofesivos porque ni los leemos): http://porquesoymusulmana.blogspot.com.es/2012/10/moderacion-de-los-mensajes.html

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...